Mi primer encuentro con la tecnología



Corría el año 82 y mi papá llegó con la novedad del año: un computador Sinclair ZX Spectrum, con un ordenador de 8 bits, que lo abrí de su caja y lo conecté a un televisor en blanco y negro. Todo un fénomeno para la época.

Transcurrido el tiempo, el Sinclair, pasó a segundo plano. Con la llegada de la televisión a color, la vida nos cambió a todos -incluyéndome- los televidentes que solíamos disfrutar de algún recuerdo de la TV. En ese entonces -mi papá nuevamente-, llegó con un Atari 2600/ VCS, traído de Estados Unidos. Dos controles (joystick) y una consola que revolucionó a muchos de los que solíamos escaparnos algún video juego del barrio. El sueño se hizo realidad. Pacman, Space Invaders y Asteroids dieron el primer dolor de cabeza a mi madre, que solía decirme: “baja el tarro”.

Luego del Atari, llegó a mis manos otro juguetito, pero más avanzado en la tecnología: El Atari 800 XL. Una computadora personal, que utilizaba una unidad de diskette tipo 5 1/4, con un teclado y enredadas conexiones de entrada y salida. Tal fue el fanatismo que recuerdo ir a comprar los casette al Persa Bío Bío. Sábado trás sábado iba sagradamente al galpón de computación con  mi amigo y colega, Alejandro Morales, quien me acompañaba a buscar algún juego interesante.

Ya en el año 90, el Playstation -o Mario Bross- se apoderó de nuestras mentes y de nuestro fervor por los videojuegos. Era el encuentro con las nuevas tecnologías desconocidas aún en nuestro país.

La Internet, el primer encuentro con el ciberespacio

En el año 95, cuando en Chile la Internet aún estaba en pañales, Alejandro Morales, llamó a mi casa y me señaló que íbamos al primer encuentro con la Internet. La emoción me tenía excitado. En mi mente pensaba que tendría un encuentro entre el ciberespacio y el mundo entero. Llegamos al cibercafé . En nuestros bolsillos teníamos dos mil pesos. Pagamos y subimos a un computador que tenía vista hacia la Alameda. Mientras la emoción nos comía por dentro, Alejandro, entró y se conectó a  través de un módem telefónico donde salió nuestra primera página en la Internet: La Brújula ¿Quién no recuerda el primer buscador chileno? Creo que pocos no levantarían las manos.

Después fue el turno de otros buscadores como El Sitio, un portal que agrupaba a diversos sitios web en una única Comunidad. Luego, apareció el Punto Com, en el año 2000, cuando también era el año del nacimiento de Nasdaq, el mercado de acciones económicas de las comunidades digitales, que, por cierto, recaudaron varios millones de dólares.

Después de los cibercafé, el paso de la Internet comenzó apoderarse -en mi caso- en mi casa, a través de la primera conexión a la Internet, mediante un módem telefónico a un computador, en el año 97, cuando entró Entel como empresa proveedora del ciberespacio. De ahí, no paré más.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s